Storytelling – La importancia de contar una buena historia

El storytelling, es una técnica que consiste en conectar a los usuarios con el mensaje que se quiere transmitir. La habilidad de contar historias y vincularse emocionalmente entre lo racional y lo instintivo es lo que le dará un significado diferente a tu marca. Tus clientes no compran tu producto o tu servicio, compran la emoción que hay detrás de lo que puedes ofrecerles.

Al día de hoy, tener las mejores ideas y transmitirlas no es suficiente. Sin una estrategia que pueda incluir y captar la atención de la audiencia, el público al que llegue el mensaje será prácticamente inexistente.

Ventajas del Storytelling

Seguridad

Una historia no sólo cuenta una realidad de manera diferente, la muestra de una forma distinta y da a conocer aspectos desconocidos que generarán confianza en el público.

Memoria

Plasmar una secuencia y un flujo de hechos es algo que solo podrá conseguir una gran historia. Esto las vuelve fáciles de recordar y compartir.

Amor por las historias

A todos nos encanta una buena historia, tanto que podríamos escucharlas una y otra vez. Hacen lo complejo simple y dan una dimensión diferente a la cotidianidad.

Conexión

Una buena historia crea una conexión emocional y diferente a todas las demás estrategias que podamos estar ofreciéndole a nuestro público.

Emoción

Humanizar la marca es una de las funciones principales del Storytelling. Las historias nos hacen humanos y cercanos. Convierte la imagen fría de una empresa anónima en personas en las cuales se puede confiar.

¿Por qué recurrir al storytelling?

Las cifras y los datos pueden ser olvidados fácilmente, en cambio las emociones se almacenan para siempre en la llamada amígdala cerebral, que es la parte más antigua del cerebro y en donde también conviven el miedo y el instinto de supervivencia.

Está comprobado que cuando la información se presenta en forma de un acontecimiento o estadística, solo entre un 5% y 10% de la gente logra retenerla. En cambio, cuando la información es presentada en forma de una historia, entre el 65% y 70% de la gente la retiene.

Cuando alguien te cuenta una historia, el cerebro atraviesa por un proceso que la relaciona inmediatamente con su vida. Siempre recordaremos las historias, puede que se olviden los detalles, pero la secuencia estructurada de hechos siempre estará presente.

¿Cómo crear un storytelling para la marca?

La creación de un storytelling es algo que debe tomarse con la mayor seriedad, sobre todo si se quieren obtener resultados deseados para la marca.

Investigar a la competencia

La historia, personajes, el encuadre contextual y geográfico son elementos que deben investigarse a profundidad. Mirar y analizar el trabajo de la competencia siempre es importante porque nos permitirá identificar las diferentes estrategias y cuáles son las más efectivas.

Una vez realizado el análisis de las propuestas narrativas de la competencia, es momento ideal para de crear una estrategia comunicativa propia.

Crea una historia estratégica

La narración de la que tomes parte no puede ser una historia más, debe despertar emociones en los consumidores, pero no sobre la historia misma, sino sobre la empresa u organización sobre la que estás trabajando. El storytelling nunca debe opacar a la empresa que se supone representa, y esto solo se logra colocando dentro de él la esencia y valores propios de la marca. Cabe resaltar que el storytelling no siempre se centra en personajes humanos, también puede recurrir a animales, objetos o conceptos, llevando la historia un paso más adelante y diferenciándola.

Difusión en medios

Una historia llega a ser buena si es valorada positivamente por su público objetivo. Así que es preciso decidir a través de qué medios será difundido. Actualmente, con la creciente arremetida del marketing digital, este se ha convertido en una de las plataformas más utilizadas para dar a conocer información sobre una marca, ya que brindan muchas ventajas sobre los medios tradicionales en los que el mensaje solo viaja en una sola dirección.