Nuevos retos de marketing que impone la transformación digital

Nuevos retos de marketing que impone la transformación digital

La crisis provocada por la pandemia de Covid19 ha transformado a la mayoría de las empresas, haciéndolas más digitales que nunca. De la noche a la mañana, todo tipo de negocios se vieron obligados a cerrar sus puertas, y cuando abrieron descubrieron un escenario completamente diferente en el que las medidas de higiene son vitales para la supervivencia del negocio. En este contexto, la transformación digital es el único salvavidas para seguir proporcionando servicios y productos. Las empresas se enfrentan a una nueva normalidad, que sin duda choca con sus métodos habituales de venta y trabajo.

 

Nuevos retos del marketing digital

  Visibilidad

Comience con el desafío de marketing digital más obvio. Cuando una empresa pasa del mundo físico al mundo en línea, el primer gran impacto al que se enfrenta es su propia popularidad. Estar en el sitio permite a muchos clientes potenciales ver y consumir. Pero cuando una empresa se traslada al mundo digital, debe trabajar duro para que sea visible. El primer desafío del marketing en la era digital es tener un sitio web operativo. Sin embargo, cuando lo tengas, el trabajo no estará terminado. Tener un sitio web no es suficiente, deben conocerte. La visibilidad de un negocio en Internet es fundamental, para conseguirlo hay que trabajar muchos aspectos: SEO, redes sociales, enlaces externos, sugerencias, etc. Esta pregunta es muy común: ¿por dónde empezar? La respuesta es simple: Crea contenido.

El contenido ayudará a una web en muchos aspectos:

  • Posicionará la web en Internet.
  • Tendrás algo útil y válido que compartir en redes sociales.
  • Tendrás algo que ofrecer a los consumidores y por lo que se dirigirán a la web.
  • Tendrás algo que poder promocionar.

 

Existe mucho tipo de contenido: puede estar en formato de texto, como publicaciones, videos, imágenes, etc. Siempre que sea útil y atractivo, podrá lograr sus objetivos. Para poder lograr la visibilidad de tu negocio se debe desarrollar una estrategia de contenido, que luego pueda ser utilizada en diferentes aspectos de los planes de marketing online: redes sociales, email marketing, blogs, etc.

Reputación online

 El segundo desafío del marketing digital es centrarse en la imagen online. Además de esforzarse por hacer visibilidad dentro del rango de acciones de los clientes potenciales, las empresas que ya son digitales también deben confiar en su reputación para crecer. Esto solo se puede lograr haciendo que los medios (terceros) hablen sobre tu marca. También se evaluará bien la reputación. La propia Google cuenta con una herramienta para que los usuarios puedan dejar una valoración de la empresa o sitio web.

Marketing Digital

Su concepto es demasiado amplio y requiere un análisis más extenso, pero esto debe tenerse en cuenta a la hora de digitalizar cualquier negocio. Internet es demasiado grande, de hecho, cualquier negocio que no aparezca en el top 10 de Google está destinado a ser intangible, este es otro desafío para el marketing digital. Debido a que este proceso es largo y tedioso, las marcas pueden utilizarlo junto con otras estrategias. Desde planes de contenido para aumentar las visitas a la red, actividades promocionales o estrategias de relaciones públicas en las redes sociales para aumentar la visibilidad de las audiencias en los medios. La digitalización ha llevado las marcas al mundo online, por lo que es importante llegar al público objetivo de forma planificada. Tener un sitio web y compartir la URL con amigos no es suficiente.

Tráfico online

Otro reto del marketing digital es la cantidad de visitas de los usuarios a las páginas web, que es el principal motor de posicionamiento, por lo que puede hacer que cualquier negocio tenga una imagen online. Solo atrayendo visitantes a su sitio web puede iniciar un embudo que termina con una conversión o venta final. Cuantas más visitas, mayor será la posibilidad de conversión. Evidentemente, la red debe contar con algún mecanismo o propuesta para lograr este objetivo. La primera son las visitas y la segunda es proporcionar contenido que conviertan estas visitas.

Para ello, se puede optar por diferentes estrategias de marketing digital: contenido SEO, publicidad, email marketing, presencia en los medios, etc. El tráfico online se puede conseguir de diferentes formas. Se puede pagar para realizar actividades promocionales en las redes sociales o Google, para que el público pueda encontrar el sitio web y visitarlo para obtener ofertas específicas. El sistema necesita un presupuesto para invertir continuamente en publicidad. Otra forma es conseguir tráfico orgánico. Este debería ser el objetivo de cualquier negocio digital. Clientes potenciales que pueden visitar su sitio web sin pagar.

Reinvéntate

Todos los retos mencionados están estrechamente vinculados, y se suman y contribuyen al objetivo de cualquier negocio digital: Aparecer en el resultado cuando un cliente potencial quiere comprar. La visibilidad online, el posicionamiento, el tráfico online y, por supuesto, una mayor visibilidad en el contexto de las estrategias de marketing digital hará que la marca sea sostenible en el tiempo.